Unidad de

Igualdad y Diversidad

  • Inicio
  • Noticias
  • “El gran desafío de las universidades es tener una mirada amplia sobre los temas de género”

“El gran desafío de las universidades es tener una mirada amplia sobre los temas de género”

*Afirmó doctora Ximena Gauché en conversatorio convocado por la Comisión de Género del Consejo de Rectores de Valparaíso.

“Derecho a la identidad de género y universidad” fue el conversatorio convocado por las universidades del Consejo de Rectores de Valparaíso (CRUV), y que contó con la participación de Ximena Gauché, licenciada en Ciencias Jurídicas por la Universidad de Concepción y doctora en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid, subdirectora de Equidad de Género y Diversidad de la Universidad de Concepción.

La actividad se realizó vía Zoom y fue transmitida en directo por las redes sociales de las cuatro instituciones del CRUV: Universidad Técnica Federico Santa María, Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Universidad de Playa Ancha y Universidad de Valparaíso.

A juicio de Ximena Gauché, el conversatorio fue “una actividad sumamente provechosa. Las preguntas que se dieron fueron interesantes, creo que reflejan lo que en general son inquietudes que muchas personas comparten sobre estas temáticas, frente a lo que hacen o lo que se ve que hacen las universidades”.

En particular, dijo, “valoro especialmente que la iniciativa sea de una región distinta a la Metropolitana, porque también posiciona y pone en movimiento que el aporte que hacen ‒no que pueden hacer, sino que hacen‒ en estas materias las universidades fuera de la Región Metropolitana es relevante, y por lo tanto lo interesante es cómo todas las universidades se retroalimentan de las distintas iniciativas que se pueden realizar a partir de la coordinación interuniversitaria”.

Al respecto, afirmó Ximena Gauché, “me parece que la coordinación interuniversitaria es relevante; en ese sentido, creo que hay que destacar la creación de la Comisión de Género dentro del CRUCh, puesto que permite que desde la realidad particular de cada institución se pueda retroalimentar el trabajo que se hace, tanto a nivel institucional, con las distintas reparticiones que puedan estar estableciéndose, con las funciones que tengan en el marco de sus, a su vez, propias atribuciones como instituciones, sean estatales o no, y por otro lado en las estrategias que se puedan hacer para implementar transversalmente políticas, programas o procesos que apunten a la consagración de una cultura contra la discriminación y a favor de la equidad de género, y que por cierto supone además el compromiso que debería tener toda institución de erradicar toda forma de violencia. Y para eso primero es importante sensibilizar para la prevención, y por supuesto también tener procesos adecuados que permitan investigar y eventualmente sancionar esas conductas cuando son acreditadas”.

El desafío: visibilizar

En cuanto al tema de su exposición, el derecho a la identidad de género y la universidad, la doctora Ximena Gauché manifestó: “Creo que hay un gran desafío que tiene que ver con tener una mirada amplia sobre los temas de género, porque al parecer durante mucho tiempo las cuestiones de género y las cuestiones de igualdad o discriminación parecieron un poco ajenas a los espacios universitarios, casi como cuestiones de teoría, y a su vez como si los espacios universitarios fueran estos espacios entre comillas un poco libres de todo ese tipo de circunstancias, que son tan presentes desde hace tantos años en la vida”.

Entonces, añadió, “me parece que el principal desafío, bajo esa premisa, es la visibilización. Que lo distintos espacios académicos visibilicen que la situación de desigualdad estructural que afecta a determinadas personas ‒no sólo a las que pertenecen a las diversidades sexuales, también personas de los pueblos originarios, personas con discapacidad, personas migrantes, etcétera‒ debe estar transversalizada y debe ser incorporada en una gestión universitaria, sea en los procesos propiamente de gestión institucional como también en lo académico. Y esto pensando no sólo en la relación que la institución tiene entre sí con sus estudiantes, estudiantas, con las personas que la integran, con las comunidades universitarias, es decir, hacia adentro, sino también hacia afuera; es decir, cómo la universidad se proyecta, bajo el rol que está llamada a cumplir, y cómo de alguna manera la universidad ofrece a la sociedad, en este caso a la sociedad chilena, un modelo de profesionales que esté comprometido con la igualdad, con la equidad de género. Porque aquí no estamos hablando de temas que puedan ser decisiones o parte de lo que una universidad asume como propio en su misión, sino que estamos hablando de que dentro de esa misión o visión deberían respetarse estándares y obligaciones internacionales de derecho, lo cual es particularmente relevante en las universidades públicas, sean estatales o no”.

Unidad de Igualdad y Diversidad
Universidad de Valparaíso